Carlos Barral: «El arte sirve para poner en cuestión las cosas…»

Hoy Littera ha tenido el placer de escuchar a Carlos Barral, poeta del proyecto Performance Lírica, en la Noche Blanca de Oviedo en 2015, así como uno de los representantes de El Cohete Internacional. A priori puede parecer una productora musical, pero en la práctica es mucho más que eso, mostrándose una férrea potencia de apoyo al tejido cultural asturiano en múltiples facetas.

Señoras y señores, así suena la lucha por el progreso:

¿Qué es El Cohete?

La productora que fundó mi hermano Antonio en el año 88, cumpliremos treinta años el año que viene.

Originalmente fue una discográfica, y aunque también nos dedicábamos a la organización de conciertos, fundamentalmente fue creada para editar el segundo disco de Los Locos, grupo muy conocido en los ochenta que trascendió el campo asturiano. Yo mismo me incorporé en el año 93, habiéndome ya visto en alguna ocasión involucrado en la organización de festejos con el ayuntamiento de Oviedo, y decidimos empezar a desarrollar otro tipo de actividades. Lo cierto es que desde crío ayudaba a mi hermano con estos temas, me llevaban mucho más que estudiar. Cuando me incorporo intento empezar a organizar giras de grupos de músicas del mundo, música celta, etc, habiendo empezado esta andadura de la mano de Franky Delgado, del Cá Beleño, quien conoce el tema de primera mano. En aquel momento este tipo de cuestiones culturales eran incipientes, como la new age. Esto fue creándose en paralelo a la actividad ya asentada, que es la que te dije en un principio. Trabajamos mucho con artistas de músicas del mundo, así como en nuestra querencia con la música asturiana nos hemos relacionado con otros muchos grupos, de los que destacamos bandas referenciales como Tejedor, dentro del folk, y ahora mismo con Rodrigo Cuevas. En este sentido, El Cohete engloba incluso las cuestiones de management que pueden rodear la actividad de un artista.

Además de la representación de artistas de fuera de España, en Asturias hacemos cosas como el ciclo de Fado en el Filarmónica, el festival de jazz de Bueño, ciclo de música y poesía en el Niemeyer… Este año inventamos el festival del fiasco en Mieres, de cultura diversa en clave alternativa, en la que ha habido desde música electrónica y graffiti hasta encuentros de editores asturianos y conciertos de todo tipo, lo cual nos invitaba a hacer cosas fuera del ámbito restrictivamente musical. Realmente nos interesa esa amalgama y da cabida a inquietudes que están fuera de la parte estrictamente musical, pero muy dentro del mundo del arte en términos generales. Sin olvidar las cuestiones de producción técnica y edición discográfica, claro. Podríamos decir que procuramos reinventarnos constantemente.

¿Ha llegado a tener pretensión social?

No había una voluntad en clave social per sé, aunque sí que hay en el cohete una impronta ideológica y cultural. Somos gente sensible, y en tanto que nos afecta y preocupa el mundo en el que vivimos, procuramos aportar algo. Así hemos hecho conciertos para los obreros de Duro Felguera cuando se pusieron en huelga, o conciertos en clave personal por la insumisión, para amnistía internacional, para la revista atlántica XXII, con la que colaboramos incluso actualmente, o conciertos para la recaudación de fondos de algunas costas. Siembre hemos tenido vinculación con lo social, pero no puedo decir que haya sido un germen primigenio.

Cuando conmemorasteis vuestros 25 años de andadura, asegurasteis que eran 25 años que no queríais dejar de reivindicar… ¿Qué sentíais que debíais reivindicar verdaderamente?

Reivindicábamos la fuerza que hemos conseguido desarrollar para permanecer en este mundo a golpe de pasión y, como te decía, reinvención constante. Una mirada orgullosa al inicio de todo.

25 ANIVERSARIO DE EL COHETE

En cuanto al tipo de músicos que sustenta El Cohete… ¿tienen rasgos comunes?

No necesariamente, pero, hoy por hoy, por ejemplo, no incluimos artistas del punk, aunque sí fuese el caso en los noventa, como sector independiente y emergente, al estilo del Xixón Sound, pero verdaderamente los artistas que se incluyen en nuestra “escudería” vienen bastante determinados por la ola musical del momento, por la etapa cultural en la que estemos viviendo. Ahora mismo tenemos sobre todo artistas de músicas del mundo, así como jazz e incluso mezclas con la música tradicional y exploraciones con la electrónica o reggae. Buscamos reminiscencias con la música de raíz, aunque no exista ningún prototipo de afinidad a priori a excepción de la marcada por el devenir cultural y la calidad, evidentemente.

¿Os habéis planteado revitalizar algún estilo?

Hay una cuestión primordial, y es que no es tiempo de licencias románticas. Cuando asumimos un riesgo económico tenemos que hilar muy fino, lo cual no tiene en absoluto que ver con el gusto que tengamos pro la música. Inevitablemente nos desvía de cosas que nos gustaría hacer y no podemos. No obstante, en casos así buscamos cierta canalización a través de algún cliente. No significa que juguemos en la liga de lo mayoritario, pero debemos atenernos a esto.

Descripción del tejido cultural asturiano: ¿estamos en situación de alerta?

La cultura tiene que estar en situación de alerta siempre, porque si no pasaría a ser otra cosa en su acomodo. Como espíritu, como algo que está latiendo y no exento de críticas, cabe esperar una sensación de pánico hasta sana, me atrevería a decir. Otro sentido es cómo linde esto con los paraguas propios de la administración pública. Estas marcan unas ases pero el arte debe estar a la contra del poder.

Asturias tiene en casi todas sus facetas un músculo cultural muy potente, sobre todo teniendo en cuenta que es un sitio pequeño, la calidad es máxima. Hay mucho talento, probablemente tenga que ver con la melancolía del clima.

Hay sitios como Oviedo en los que hay una efervescencia que hasta ahora no había habido. Si coges la agenda ves que hay una oferta fantástica tanto del plano privado como el de el de las instituciones

¿A qué crees que se ha podido deber este cambio?

Siempre ha habido una buena promoción y creación cultural, de la misma manera que interés por parte del público, teniendo además en cuenta que el nivel de evolución de la sociedad te acerca a tener interés en el plano de la cultura.

Los cambios más claros se deben también al plano político. Marca una hoja de ruta determinada, claro está, y aquí hubo mucha represión por parte de una derecha retrógrada, lo cual generó unas inquietudes desde la sociedad civil que se están empezando a cumplir ahora.

No debemos olvidar que el arte sirve para poner en cuestión las cosas.

¿Cómo se llega del plano ovetense al internacional?

Mi hermano estuvo viviendo en Londres hace un par de años, siguiendo y trayendo grupos como los Smiths, en una etapa en la que no había redes ni ese nivel de comunicación. En El Expreso de Media Noche sonaron por primera vez porque él los puso, de la misma manera que Nick Cave y otros. Esto desde el plano personal, y ya en la empresa empezamos a conectar con artistas de fuera, con los que hubo tan buena onda que ahora son gente con quien ya llevamos desde entonces trabajando.

¿Qué características del cohete lo han posibilitado?

La honestidad y la buena onda, sin duda.

¿Qué elemento dirías que hace del cohete ser un referente?

En primer lugar, los años que llevamos desollando el proyecto tiene un valor en sí mismo. De todas formas, debemos tener en cuenta que fuimos pioneros en cuestiones como el management que te decía. Existía dedicación musical pero desde un plano mucho mas tradicional. Nosotros incorporamos el modelo del mundo sajón, que siempre ha sido punta de lanza en la industria. Finalmente, acabar teniendo personalidad, aunque puedas beber de los actos positivos de otros, es uno de los elementos más importantes.

CMYK b‡sico

¿Cómo se gestiona el management?

Nosotros no venimos de una escuela. Ahora esto se empieza a ordenar académicamente, pero nosotros pusimos en práctica el ensayo/error. El mánager es un poco el padre espiritual, masajista, una persona con una labor muy completa y muy cercana a la vida del artista. En el caso de Rodrigo tenemos a un artista con una cabeza y un talento espectacular. Es evidente que iba a llegar a donde está, pero nuestra implicación posiblemente haya posibilitado que haya llegado antes o más seguro. El apoyo en general, el control de los tiempos, es muy importante, incluso la desconexión teniendo en cuenta las redes sociales de las que participamos, tanto en su sentido positivo como del que lo es menos. Aunque no lo parezca, es un curro bastante grande, en el sentido de que abarca desde cuestiones de creación, como imagen, como el apoyo que te comentaba. La relación que se establece es una en la que se existe un nivel de comunicación y confianza muy cercano al que podría tener con mi mujer y mis hijas.

¿Crees que el papel del mánager tiene el reconocimiento que merece?

Creo que sí. Verdaderamente no hay necesidad de que te conozca gente por la calle, es decir, en el sentido más público. En el ámbito profesional más o menos la gente te reconoce y recomienda tu trabajo porque ven que estás haciendo las cosas bien. Otra cosa es que la población en general lo sepa, nuestro trabajo no es el de un personaje público ni es necesario un reconocimiento generalista, pero está claro que en los pequeños círculos especializados sí lo somos, todos sabemos que es muy importante la carga del apoyo en el éxito de un artista, de manera que no tenemos por qué negar que ese ápice nos corresponde, pero es evidente que quien conquista al público es él, nosotros estamos al margen de esa parte porque nuestro trabajo tampoco lo requiere.

¿Crees que se está tratando a la música como a un crimen con la problemática de la música en directo?

Hablando de las cuestiones que aborda la música en directo, solo puedo decir que nos empapizamos de una normativa que no llegamos a cumplir. Tenemos muchas normas y todas las grietas para evitarlas. Con el tema de la crisis es cierto que se ha puesto a programar todo el mundo y no todos los programas ni todos los horarios son iguales, de la misma manera que no todos los bares están equipados para ello. De todas formas, no son más que el entorno o espacio natural de los artistas; nadie empieza tocando en el Campoamor y todos tenemos derecho a expresar nuestro arte y darnos a conocer. Es evidente que es una torpeza. La música en directo alimenta el tejido cultural y el turístico… Lo peor es que pase el tiempo y nade ponga soluciones, aun cobrando por ello. Luego, además, tenemos la asociación de música con el ruido, lo cual es verdaderamente triste a día de hoy. El disfrute suele verse desde la parte negativa con mucha mayor felicidad. En cualquier caso, no tenemos otra opción que ejercer cierta presión como ciudadanos en ese sentido y reivindicar en favor de aquello que nos apasiona, que es el arte.

Entrando un poco más de lleno en tu otra faceta, la poética, ¿qué hay, a tu juicio, de literario en la música?

Hay música en la poesía en tanto que en su parte rítmica, pero no comparto la equiparación de la escritura de canciones a la poesía. Una letra, en ese caso, en su extrapolación de la música, suele perder valor literario. Hay excelentes cantautores como Nacho Vegas, Serrat, Radio Futura, Jorge Ilegal… que escriben letras preciosas, pero de ahí a considerarla poesía hay un trecho, pues son lenguajes diferentes.

¿En qué momento empezaste a dejar florecer tus inquietudes literarias?

De adolescente. Cosas del amor, ya sabes…

El interés por la literatura ya me tenía loco desde crío, a pesar de ser mal estudiante. Me leían a Machado, Vázquez Montalbán… y me sacaban de los territorios yermos que suponía la enseñanza en términos de postfranquismo. Además, mis hermanos me hicieron descubrir literaturas contemporáneas a causa de sus estudios, precisamente. De todas formas, me interesaba la cultura viva, más de la calle, como si fuera a la sombra de una cerveza.

Empecé a escribir de adolescente y se ha convertido en una devoción ese fogonazo de sentimientos que arden. Digamos que es mi manera de visitar menos al psiquiatra.

Aquí os dejo una muestra de mis últimos trabajos combinando lírica y creaciones audiovisuales:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s