‘La polilla oblicua’, sobre intimidad y eclecticismo

(Por Miguel Luis Álvarez)

Miguel Ángel Gómez es uno de esos poetas que no para. Después de publicar durante 2016 dos poemarios, Monelle, los pajaros y Nun me preguntes como pasa’l tiempo (en asturiano), saca a la venta una continuación del primero de los dos anteriores, titulado La polilla oblicua y publicado bajo un nuevo sello de poesía afincado en Gijón, Bajamar ediciones.

Refleja la poesía de Miguel Ángel Gómez la pasión del mismo por la cultura, en general. A lo largo de todo el poemario son comunes las referencias, o más bien apariciones de figuras de la literatura clásica u otras artes, como Woolf, Hemingway o Wagner. Esto tiene una doble función: por un lado, sirve de homenaje y por otro, muestra las fuentes, las  figuras que influyen la poesía del autor, que como es común en poesía, no se limitan a la literatura.

Desde el punto de vista estético, La polilla oblicua es un libro muy ecléctico. En él, encontramos prosas poéticas, haikus, aforismos y poemas con verso de arte mayor y menor. Este despliegue de diferentes formas no obstante, no está reñido con la espontaneidad, no se nota rigidez en sus poemas. Gómez no escribe en formas en las que no se sienta cómodo, lo que no le impide a su vez experimentar con varios tipos distintos de formas de expresión.

En los versos de Miguel Ángel Gómez puede distinguirse un tono intimista, como de confesión que al combinarse con el uso del símbolo (especialmente a través de animales: polillas, pájaros, gatos etc.) genera un ambiente onírico en el poema. Una especie de testimonio encriptado en el que se nos cuentan cosas que el lector no puede situar en un contexto concreto, sin que ello sea un obstáculo para captar el mensaje general. Lo importante en estos versos no son los detalles, quien es protagonista los hechos o cuando estos ocurrieron, sino la sensación sentida e inmortalizada a través del poema. Es curioso como a pesar de la abundancia de símbolos no es este un poemario simbolista, puesto que el significado de los mismos no es necesario para disfrutar o siquiera entender la obra.

El tema principal de los poemas de La polilla oblicua, al igual que en el tomo anterior de esta trilogía, Monelle, los pájaros, es el amor. Un amor íntimo y sensual que tiene a la vez un matiz trágico que subyace en la mayoría de estos versos. La primera persona de estos poemas intenta entender, meterse en la mente de la persona que ama, entenderla, pero fracasa, atrapado en su propia subjetividad. Al no poder introducirse dentro de la mente de su amada, lo único que queda es la observación, observar los momentos que compartes con ella con la esperanza de comprender así el misterio del amor. No es este el único tema que se trata en este libro, también hay espacio para la reflexión sobre la literatura, poemas impresionistas sobre música o literatura, así como otras propuestas interesantes, como una serie de haikus que forman un poema largo entre sí, creando una progresión temporal y una atmosfera como de cine negro.

En líneas generales, La polilla oblicua es un libro variado, lo cual le aporta una cierta amenidad para leer, pero también le resta cohesión. Carece de un sentido absoluto y unificado como el que existe en Monelle, los pájaros, siendo más bien una recopilación de poemas y experimentos en verso. Las cuatro partes que forman este poemario (“Besarle por dentro”, “Cuanto es necesario”, “Serie negra y otros haikus” y “Entre llamas”) podrían leerse individualmente. Decir que esto, aunque representa un giro respecto a la segunda parte de esa trilogía, no es necesariamente algo malo, puesto que da como resultado una obra mucho más ligera y no hace de menos a los principales atributos del poemario: la sencillez, el intimismo, el toque noir.

(Por Miguel Luis Álvarez)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s