Mujeres y demonios

La londinense Polly Nor, de apenas 26 años, a través de la ilustración satírica de mujeres y sus demonios ha conseguido mostrar una realidad cruda: los sentimientos de frustración y desencanto que rodean a la mujer en el día a día fruto de la realidad en la que vive. Gracias a esto ha conseguido hacerse un hueco en el mundo de la ilustración de esta última década.

Sus representaciones son simples, grotescas y muy expresivas. Dibuja mujeres fuera del cánon de belleza establecido por la sociedad, en la más absoluta desnudez, fuertes y  enorgullecidas por la libertad que disfrutan. Así es la mujer que visualiza Polly.

Existen varias interpretaciones acerca de la aparición de demonios en sus láminas.

Los hay que afirman que son sentimientos y emociones negativas, como la frustración, convertidos en demonios a través de la metáfora. Estos afloran en la mujer salvaje a la que antes retratamos cuando se encuentra sola en su casa, sin más compañía que el espejo de enfrente.

Otro sector, interpreta que representan la visión que la sociedad tiene de esas mujeres libres, como si, por el hecho de no seguir las normas establecidas, se convirtiesen en una especie de anticristo.

La artista aclara en alguna entrevista que, en ocasiones, “los demonios también son parejas, amigos o recuerdos”.

Imagen: Polly Nor

A través de tonos como el rojo intenso, el rosa pastel, el naranja vivo o el verde selvático, nos introduce en el mundo vacío y solitario de estas mujeres, narrándonos, de la manera más descarnada y realista, sus deseos sexuales, sueños más mundanos y ganas de huir de un mundo y una sociedad tan podrida que apesta. Allí, en sus hogares, libres de la crítica constante y la imposición de ideales machistas, pueden desinhibirse y quitarse las máscaras de mujeres perfectas, felices y conformes con los abusos que soportan en todos y cada uno de los ámbitos, para mostrar su lado más divertido y vulnerable, a la par que desaliñado y feliz.

Titula estos dibujos con frases que denotan fuerza en sí mismas, como por ejemplo: “demasiado buena para ti”, “nena, vas a estar bien”, “shh, no más lágrimas para tíos mierdas” y “no importa lo que piensen los demás”. Algo totalmente parejo con las mujeres del siglo XXI, a las que trata de plasmar en sus bocetos.

Ha llegado a confesar que sus mayores inspiraciones provienen de la observación de chats de mujeres en los que se habla de sexo, lujuria y relaciones personales. No hemos de olvidar, además, el trabajo que la música juega aquí. Grupos como Spooky Black, Seven Davis Jnr y Goat podrían concebirse como sus musas predilectas.

Esta joven artista, nos invita pues, a visitar los mundos desconocidos, los demonios que se esconden detrás de los difraces de cada uno de nosotros y nos conduce, finalmente a la reflexión sobre la realidad que vivimos en la actualidad.

Su última exposición llevó por título Sorry Grandma: An exhibition of obscene illustrations, que hace honor a su nombre debido a la variedad de ilustraciones obscenas que expuso.

“Me concentro en cómo ellas se sienten y lo que piensan, en lugar de cómo se ven”.

Anuncios

Un comentario en “Mujeres y demonios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s