Iago de La Campa y “el valor de la forma de comunicar”

¿Has reparado alguna vez en la difusión que puede llegar a tener un tweet?

Quizá una foto, una grabación, un vídeo que muestre al mundo la intensidad de la pasión que tenemos por todo aquello que nos rodea, termine por ser la llave de nuestro camino profesional. Es más, quizá podríamos decir que la comunicación sea una de las herramientas con mayor poder sobre la faz de nuestra sociedad actual…

Iago de la Campa, a sus 24 años, es uno de los artistas que ha confiado en la importancia de la difusión social, y hoy se prestará a contarnos qué pasó con aquél niño que vivía enamorado de  las letras que le permitían imaginar, el día que se dejó llevar por los latidos de la red social.

¿Qué es la literatura?

Tengo un concepto muy amplio de la literatura. Para mí, la literatura son las canciones, frases que te encuentras en el sitio menos pensado, una conversación que te haga pensar… no es solo lo que está escrito, sino lo que a esto rodea.
La literatura engloba todo el universo.

¿Sugieres, entonces, que no hay una línea divisoria entre música y, por alusiones, poesía?

Las canciones que yo siento son las que tienen una letra que me dice algo. Escucho por ello música en castellano, pues es aquella que mejor me llega precisamente por la comprensión de la letra.

Supongo que habrás oído hablar sobre el concepto de “literatura comercial” que tan en boa está en estos días, en ocasiones de forma neutra y en otras más bien peyorativa… ¿Cuál es tu opinión acerca de tal concepto?

Debemos tener en cuenta lo que engloba el concepto de la comercialidad en sí antes de nada. Al final, un artista, un escritor más concretamente, está vendiendo su producto de la misma manera que cabe esperarlo de cualquier otra persona/trabajador. Si sabe este que tiene algo bueno entre manos y no le saca el partido que merece, no llegará a sentirse del todo satisfecho; es cuestión de saber valorar el trabajo de uno mismo. Y, en caso de la literatura, también está implícito el valor de la forma de comunicar. ¿Es acaso peor aquel que llega a las personas y vende que uno que apenas vende, pero tiene una consideración elevada entre ciertos sectores? Lo cierto es que yo no diferencio entre mejor o peor, sino entre lo que me gusta o no me gusta.
Y, desde luego, resulta evidente que, si decides vivir de esto, no puedes dejar de lado la parte comercial, es inherente a cualquier trabajo.

Entonces supongo que considerarás la utilidad de las redes sociales como herramienta para la difusión de la literatura, ¿verdad?

Ciertamente, para la difusión de todo. Es la forma más rápida de que los escritores, raperos, cantautores… nos demos a conocer. Normalmente apenas salimos en periódicos ni revistas ni televisión. Es nuestro único medio de comunicación y visibilidad hacia el mundo, pero sí que es cierto que tienes que dedicarle muchas horas al día, mucho tiempo de tu vida en general. Pero lo haces porque verdaderamente te gusta. Motiva pensar qué pasó hoy, qué puedo contar… y además tiene una recompensa, que es ver cómo tienes cada vez más seguidores y a la gente que disfruta con lo que haces.

Entrando precisamente en este tema de cómo llega a nosotros la literatura… está claro que la escuela y el instituto son los núcleos primeros y más intensos para ello.
¿Cómo ves tú la forma en que se lleva la educación literaria según lo que has vivido?

Al menos lo que viví yo… yo no tenía problemas para leer porque me gustaba, pero sí que había gente a la que no le gustaba leer y mucho menos iba a hacerlo con los libros obligatorios. Debería enfocarse de otra forma. Decir el cómo quizá sea algo más complicado, desde mi punto de vista metería algo más de actualidad e incluso comentar qué te ha parecido la lectura, las ideas que sacas, para fomentar la creatividad y la reflexión, en lugar de limitarte a resumir. A la gente le gusta la acción y el diálogo y creo que quizá deberían establecerse lecturas más enfocadas a esos aspectos. Conozco a gente que no es muy asidua a la lectura y, sin embargo, les gusta ver sus vidas o sus ideas reflejadas en libros actuales, que precisamente hacen lo que digo de enfocarse más en la acción y el diálogo. Lo importante es empezar a leer, por lo que la forma de la que empiezas y el material con el que lo haces es decisivo.

A la hora de hablar del mensaje último que quieres transmitir o preocupación fundamental… ¿cuál sería?

Es complicado porque en realidad me guío por lo que siento en ese día en concreto; hay días que siento que quiero escribir frases de ánimo, otros estoy muy enamorado u otros simplemente cabizbajo. Realmente no quiero influir en nadie. Me gustaría animar a todo el mundo, pero a veces para ello se requiere también estar triste, y eso no es ser infeliz. No busco dar un mensaje concreto porque hasta yo me contradigo, precisamente, por los diferentes estados de ánimo que tengo a cada momento. Si te fijas, también ocurre en canciones de Sabina, por ejemplo. Quizá un día piense una cosa y después de unos meses otra totalmente distinta, porque la gente madura y cambia. Simplemente quiero que la gente se busque en los versos en los que se sienta identificado.

¿Qué es lo más importante en un escritor?

Si alguien quiere dedicarse escribir, diría que intentase buscar un estilo propio. Aprender e impregnarte de los aprendizajes de los demás está bien, pero realmente necesitas diferenciarte y ofrecer algo único, es tu seña de identidad.

Una entrevista de Amanda Granda y Nerea Facundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s